viernes, 28 de junio de 2013

Gracias

Gracia
Expectante observo el vaivén de tu cuerpo que se desliza como el viento y que viene a nutrir mi ser y fortalecer mi cuerpo.
Afable,  segura y sin reproches vienes a mí procurando mis necesidades y tomando como empresa tuya el renuevo de mis fuerzas.
Tu sonrisa y tus palabras suaves me dicen que todavía puedo encontrar en alguien cariño y, aunque sea por un momento me siento importante, importante para ti.
Ojala pudiera eternizar ese momento,  ya que en mi profunda soledad tu mirada es mi consuelo y tus palabras renuevo.
Bendito el momento en que vienes a mí, benditas tus manos, bendita tu mirada, bendita la vida por darme en ti un descanso  en esta dura soledad; bendita seas tú…. gracias.
 
 
 
bywems

1 comentario:

  1. Por lo menos podemos eternizar el recuerdo.
    Buenas noches Willy

    ResponderEliminar